Como remover fácilmente un atasco en las tuberías usando detergente de lavar los platos.

Seguramente la situación te suena familiar, en alguna ocasión habrás llegado a pasar por esta complicación en el baño de tu casa, encontrar que las tuberías se encuentran taponadas, suponemos con una acumulación de suciedad que no logro moverse.

Ya sea la tubería del inodoro, la del fregadero o el lavamanos, en ningún caso es una situación agradable y menos para la persona que le toca lidiar con eso hasta lograr solventarla de manera efectiva.

Lo que muchas veces hace de esta tarea algo muy difícil es la falta de las herramientas o sustancias adecuadas para lograr destapar las vías de estos sitios, por lo que el atasco se puede hacer más complicado de lo que debería.

Hoy te vamos a presentar una técnica con la cual podrás resolver esta situación sin muchos problemas, usando materiales presentes en tu casa, por lo que no tendrás que adquirir caros aditivos para solventar esta situación, toma nota.

Dile adiós al atasco de las tuberías

De todos casi como una norma muy molesta, es nuestro inodoro el que presenta las obstrucciones que impiden que los líquidos se despejen de manera eficiente, causando que en el sitio se impregne de un olor muy poco agradable.

Como primera acción recurrimos al famoso chupón que en muchas ocasiones ha resultado ser muy útil, aunque también son varios los casos en donde resulta ineficaz y eso nos suele hacer perder la paciencia.

Pero tranquilos que ya ha llegado por medio de este articulo la solución perfecta para que no vuelvas por estos episodios tan desagradables y en caso de que vuelva a presentar alguna obstrucción sepas como actuar de primera.

Pero incluso así, debemos destacar que si después probar este método, aun continua la tubería tapada, deberás recurrir a un profesional para que solucione, ya que no sería nada más una simple obstrucción lo que presenta tu inodoro.

El truco consiste en derramar un poco de detergente en el inodoro y dejar que haga su efecto. Pero no detergente para lavar la ropa, sino más bien el que usas para los platos y debe ser líquido. La diferencia entre un detergente y otro es que el detergente para lavar platos posee una densidad mayor a la del que usas para la ropa.

Esto ayuda ya que es más pesado y se desplaza mucho mejor hasta el lugar del taponamiento. Esperas unos minutos para dejar que se esparza lo mejor posible por aquello que este ocasionando el cierre.

Una vez lubricado será muy fácil tirar de la cadena y que fluya el agua y veras como se habrá resuelto el problema.

Esto te encantará

Dejanos aquí tus comentarios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *