Te enseñamos como lograr dientes más blancos, sin placa ni mal aliento.

Con tantos productos en el mercado destinados a la limpieza y cuidado de nuestros dientes, resultaría increíble que las personas no encontraran algún producto que llene sus expectativas. Pero increíblemente, así está sucediendo y la razón es muy simple, el increíble contenido de agentes químicos presentes en las pastas de dientes tradicionales, las hacen un arma de doble filo.

Por un tiempo nos ayudan, pero llega un momento es que la continua exposición crea problemas a la salud que nos llegan a sorprender y hacernos preguntar en que momento paso esto. Por esta razón cada vez encontramos más personas interesadas en sustituir sus cremas dentales por otras con menos químicos que puedan maltratar su salud.

La ventaja de preparar estas cremas en casa es que resultan menos perjudiciales para nuestro organismo, ya que son elaboradas con ingredientes naturales y de paso es mucho más económica que las de marcas reconocidas y fabricadas.

Una de las razones por la que ha aumentado este auge de pastas alternativas es por el contenido de flúor de las pastas de dientes tradicionales. En su momento se afirmaba que este elemento era beneficioso para nuestra dentadura, pero en la actualidad se discute esa eficacia y su uso está en tela de juicio.

Tres opciones de pasta de dientes para que elijas la que más te convenga y sea de tu agrado

  1. Pasta dental a base de hierbas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de sal.
  • 4 Cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 3 cucharadas de peróxido de hidrogeno (al 3%)
  • Hierbas aromáticas como salvia, menta, lavanda o estevia.

Preparación:

En un envase que te permita mezclar cómodamente deposita la sal, el bicarbonato y el peróxido, revuelve bien hasta que obtengas un compuesto pastosa y uniforme. Por ultimo añade las hierbas que hayas seleccionado y picado en tiras muy finas con anterioridad.

  1. Pasta dental a base de bicarbonato de sodio y coco.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • ½ sobre de estevia en polvo.
  • 20 gotas de esencia de menta.
  • Canela o hierbabuena.

Preparación:

Tomas todos los ingredientes excepto la esencia de menta y los mezclas. A medida que vas mezclando las agregas poco a poco. Esto será así mientras llegas a la consistencia requerida. Y al sabor que te parezca mejor para ti.

El aceite de coco le da a la mezcla la facultad de que se derrita a cierta temperatura, por lo cual la pasta al hacer contacto con tu boca se derretirá. Para resultados satisfactorios te recomendamos realizar enjuague bucal con esta pasta utilizando agua tibia.

Un agregado adicional que provee el aceite de coco son sus propiedades antibacterianas. Por lo que no solo podrás disfrutar de un aliento fresco y agradable, sino que también obtendrás protección para tu boca.

  1. Pasta de dientes casera para limpieza profunda.

Ingredientes:

  • 1 Cucharadita de sal marina.
  • ¾ de taza de bicarbonato de sodio.
  • 2 cucharaditas de aceite de menta.
  • Agua.

Preparación:

Su preparación es sencilla, tan solo mezcla todos los ingredientes hasta obtener la consistencia adecuada. El aceite de menta puede ser un poco menos o más del indicado aquí, todo depende del gusto de la persona.

A causa del sabor salado que esta pasta presenta, no resulta agradable para muchas personas, al igual que su uso no puede ser diario ya que se corre el riesgo de dañar el esmalte dental. Se sugiere usarla 1 vez por semana.

Al final no te límites con estas recetas, prueba a crear otras pastas con otros componentes que resulten de tu agrado. Te sugerimos probar con otros aceites como el de naranja, hierbabuena o árbol de té.

Aplicando estos remedios caseros podrás obtener los beneficios de una pasta dental 100% natural sin los odiosos efectos adversos de las pastas que existen en el mercado.

Esto te encantará

Dejanos aquí tus comentarios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *