Abedul

El abedul tiene numerosas propiedades, se utiliza principalmente contra la retención de agua, como drenante y diurético, pero sus virtudes purificadoras también son muy conocidas. Veamos todas las propiedades curativas del abedul.

Della betulla in fitoterapia si utilizzano principalmente 2 specie: Betulla verrucosa (betula verrucosa) e Betulla pelosa (betula pubescens). Le proprietà della betulla sono racchiuse nelle foglie, nella corteccia, nella linfa e nei germogli.

Esta planta contiene flavonoides, aceites esenciales, vitamina C, altas concentraciones de sales de potasio y ácido betulínico. Este último, un ingrediente activo que se encuentra principalmente en la corteza, ha demostrado tener propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y analgésicas en el laboratorio.

Las propiedades del abedul

Las principales propiedades del abedul son principalmente diuréticas, antiinflamatorias y beneficiosas para los riñones y todo el sistema urinario, pero no sólo eso. El abedul, si se frota en el cuero cabelludo, evita que se caiga y contrarresta varios problemas de la piel. Veamos con más detalle todos los beneficios y propiedades de esta planta.

✓ Abedul para el tratamiento del tracto urinario: Las hojas de abedul tienen grandes propiedades diuréticas y se utilizan contra la retención de agua y para tratar cálculos renales o infecciones del tracto urinario. Varios estudios han demostrado la eficacia del abedul como diurético. Estas propiedades se deben en paritular a los flavonoides y a los altos niveles de sales de potasio. El aumento de la relación potasio/sodio de hecho estimula la eliminación urinaria en el cuerpo, mientras que la vitamina C y el ácido betulínico evitan la formación de cálculos renales.

✓ El abedul como antirreumático y antiinflamatorio: Las hojas y capullos de abedul, gracias a sus propiedades antiinflamatorias se utilizan para tratar el dolor de las articulaciones, el reumatismo y la gota. Los productos basados en esta planta se venden como un antiartrítico.

✓ Abedul para el cuidado de la piel: El abedul también es muy utilizado para tratar problemas de la piel. Para el uso externo recomendamos el aceite de abedul, derivado de la destilación de la corteza y eficaz para tratar la psoriasis, las verrugas, las llagas y el eczema. También es posible, para uso externo, hacer cataplasmas con las hojas para curar enfermedades de la piel.

Derivados del abedul

Además de estar presentes en forma de hojas, jugo, extracto, tintura madre y gemmoderivado, del abedul, existen también algunos derivados, como la savia y el vino, útiles para diferentes propósitos, veámoslos a continuación.

La savia de abedul

La savia de abedul se cosecha en primavera tallando el tronco del árbol, del que se obtiene la savia de abedul. Endulzado con miel, es una excelente bebida. Las principales propiedades de la savia de abedul son purificadoras y se considera un buen remedio para contrarrestar y frenar la caída del cabello. Además, para uso externo, la savia de abedul es un buen remedio para combatir las manchas rojizas de la piel.

Vino de abedul

Otro famoso derivado del abedul es el vino de abedul. Se utiliza con fines diuréticos y digestivos. Se prepara dejando macerar 50 gr de hojas de abedul durante 5 días en 1 L de vino tinto, luego se filtra y se deja reposar durante otros 2 o 3 días.

Cómo usar el abedul

Para fines diuréticos y para tratar enfermedades del tracto urinario, recomendamos la infusión preparada con una cucharada de hojas de abedul en una taza de agua hirviendo. Bebe 2 o 3 tazas al día. El gemmoderivado se utiliza como remedio contra el dolor de las articulaciones, como ayuda digestiva y para tratar los problemas de riñón. Sin embargo, en el mercado se pueden encontrar cápsulas, tabletas y productos cosméticos con derivados de la planta.

Información botánica

El abedul es un árbol muy extendido en el norte de Europa y en nuestros Alpes y Apeninos. Pertenece a la familia Betulacee, puede alcanzar los 25 metros de altura y se caracteriza por su corteza blanquecina que tiende a agrietarse con el tiempo. Las hojas son alternas triangulares, glabras y de largo peciolo; las flores están reunidas en racimos, colgando y pegadas a la rama las masculinas, más erguidas y con peciolo corto las femeninas.

Contraindicaciones y efectos secundarios del abedul

Preste atención al uso del abedul si es alérgico al polen o al apio. Consulte a su médico antes de usarlo si está tomando medicamentos anticoagulantes, barbitúricos, hipotensores y, en general, si sigue un tratamiento farmacológico específico. No se recomienda el uso del abedul durante el embarazo o la lactancia para evitar reacciones alérgicas en el bebé. Por último, evitar el uso del abedul en caso de alergia a los salicilatos.