Acerola

La acerola es una fruta parecida a la cereza, procedente de América Central y del Sur y conocida por ser una excelente fuente de vitamina C. Descubramos las propiedades curativas de la Acerola.

La Acerola es considerada una de las fuentes más importantes de vitamina C. Estamos hablando de 1000/1500 mg por 100 gramos de producto, casi 20 veces más que los cítricos! Además del alto contenido de vitamina C, la acerola es rica en carotenoides, vitaminas del grupo B, antocianinas (pigmentos coloreados), flavonoides y minerales como el magnesio, el hierro y el calcio. Veamos en detalle las propiedades de la Acerola.

Las propiedades de la acerola

✓ La acerola: estimula el sistema inmunológico Gracias a su composición, la acerola estimula el sistema inmunológico y por lo tanto está indicada para prevenir y acelerar la curación de las enfermedades invernales, los estados gripales y las infecciones de las vías respiratorias. Además, el consumo regular de esta fruta mejora el estado general de bienestar, especialmente en los meses más fríos. Por su propiedad estimulante, la acerola también está indicada en estados de convalescencia.

✓ El poder antioxidante de la Acerola: El fruto de la acerola, como hemos visto, es muy rico en vitamina C, polifenoles y carotenoides, sustancias que le dan a la acerola un fuerte poder antioxidante. Aunque se suele consumir madura, estudios recientes han demostrado que es la fruta no madura que tiene el mayor poder antioxidante. En particular, parece que la acerola ejerce su acción beneficiosa principalmente sobre el ADN de las células.

✓ La acerola para prevenir la diabetes y las enfermedades cardiovasculares: Estudios recientes han puesto de relieve una interesante propiedad de la acerola: parece que una administración constante de zumo de acerola puede reducir significativamente la tasa de glucosa y triglicéridos en la sangre, al tiempo que ayuda a aumentar los valores de colesterol HDL, el bueno, sentando las bases para una posible estrategia de prevención de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

✓ Otros beneficios de la acerola: Gracias a sus propiedades astringentes, la acerola es un buen remedio contra la diarrea. En el pasado, la acerola era utilizada por los habitantes de la selva amazónica para promover el bienestar intestinal. La acerola también tiene propiedades diuréticas y estudios recientes han demostrado que contribuye al bienestar y a la salud de la piel, probablemente debido a su muy alto contenido de vitamina C y polifenoles. Cómo usar la Acerola En el comercio la acerola, a menudo también llamada acerola C, se encuentra en forma de tabletas, polvo suelto o jugo concentrado. En cuanto a las dosis y los métodos de ingestión, le recomendamos que siga las instrucciones del envase o las proporcionadas por su médico. En cuanto a la fruta fresca, sin embargo, debido a la alta perecederacidad de la fruta, lamentablemente sólo se encuentra fresca en los países productores.

Información botánica

La acerola (Malpighia punicifolia) es una planta originaria de América Central y del Sur, que ahora se cultiva principalmente en el Brasil. Parece un árbol, de hasta 5 metros de altura. Su fruto, similar a una cereza de color rojo anaranjado, también se llama “cereza de Barbados” y está disponible en estado fresco casi exclusivamente en los países productores, de mayo a noviembre.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la Acerola

La acerola no está recomendada para las personas que sufren de gastritis y cálculos renales. Tampoco se recomienda el uso simultáneo de acerola y preparados de hierbas contra las infecciones del tracto urinario a base de uvas de ursina o madroño, ya que el alto contenido de vitamina C puede interferir en la actividad desinfectante de los glucósidos de hidroquinona presentes en las plantas mencionadas. En caso de que siga un tratamiento farmacológico, siempre debe consultar a su médico.