Árnica

La árnica es una planta que nunca debería faltar en casa, útil en caso de moretones, traumas, edemas y mucho más. Averigüemos cómo usar el gel de árnica y otros productos basados en la árnica Montana.

Es difícil no conocer la árnica, una planta considerada entre los remedios fitoterapéuticos más eficaces en caso de trauma o pequeñas quemaduras y excelente para ser utilizada incluso por niños que a menudo se caen.

La Árnica es, por lo tanto, una preciosa solución natural que es útil tener siempre a mano para explotar su potencial siempre que se necesite.

Conocida en particular por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, la crema de árnica es muy popular y la utilizan los atletas que a menudo tienen problemas con los músculos y las articulaciones o sufren traumas debido a sus actividades. Pero ahora descubramos todas las propiedades de la Árnica Montana y sus usos.

Árnica: propiedades y beneficios

Las propiedades de la árnica son principalmente analgésicos, antiinflamatorios y mejora la circulación. Por esta razón, los productos de árnica se utilizan para combatir los traumas, golpes y moretones. Pero veamos en detalle todos los beneficios de esta planta.

El analgésico natural Árnica es a todos los efectos un analgésico natural. Su poder analgésico es efectivo contra traumatismos como contusiones y esguinces, pero también contra calambres y contracturas musculares. No sólo reduce el dolor, sino que también es capaz de hacer que incluso los moretones y edemas desaparezcan primero.

Propiedades antiinflamatorias

Confirmadas por las más modernas investigaciones científicas también las cualidades antiinflamatorias de esta planta debido principalmente a algunas sustancias como los flavonoides que actúan para modular el proceso inflamatorio ayudando a reducirlo.

Mejora la circulación

La árnica montana también tiene un efecto beneficioso en la circulación, esta planta estimula tanto la circulación sanguínea como la linfática.

Acción antioxidante

Cuando se utiliza gel de árnica en la piel se tiene la ventaja de estimular la regeneración de la epidermis, por ejemplo en caso de inflamación y quemaduras menores. El uso de esta planta aumenta la producción de antioxidantes, sustancias que combaten el envejecimiento celular.

Árnica: consejos de uso

La forma más fácil y práctica de usar esta planta es utilizar el gel de árnica que se encuentra comúnmente en todas las farmacias y herboristerías. También hay versiones tan funcionales pero menos pegajosas como la crema de árnica. En su composición esta planta puede encontrarse sola o asociada a otros remedios antiinflamatorios como la garra del diablo.

El gel de árnica y otros productos untables basados en esta planta deben aplicarse con cierta regularidad varias veces al día en las zonas doloridas para obtener un determinado resultado. Lo mejor es elegir cremas con la mayor cantidad posible de ingrediente activo, lo encontrará expresado como un porcentaje en el paquete. En caso de duda, pregunte a un experto.

Alternativamente, puede comprar la versión líquida de la árnica montana, es decir, la tintura madre alcohólica, para diluirla en agua antes de cada uso y no utilizarla nunca para uso interno.

También hay un aceite de árnica perfecto para masajes musculares y articulares antiinflamatorios y analgésicos. También puedes prepararlo fácilmente en casa con las flores de esta planta, que puedes recoger en las montañas durante el verano o comprarlas secas en una herboristería.

1. Desgarros y moretones musculares: En caso de desgarros musculares, hematomas, moretones u otras contusiones o heridas menores, la árnica montana puede ser de gran ayuda. Se recomienda esparcir el gel de árnica 2/3 veces al día para obtener un buen efecto analgésico.

2. Mejorar la circulación y reducir la inflamación: La árnica es rica en ingredientes activos con poder antiinflamatorio y también puede estimular la circulación. Para ello, puede ser aconsejable masajear las zonas afectadas con la oleolita varias veces al día.

3. Piernas y tobillos hinchados: Como estimula la circulación linfática, el ungüento de árnica también puede aplicarse en caso de piernas o tobillos hinchados. Es importante que lo use regularmente todas las mañanas hasta que sus síntomas mejoren.

4. Contra las picaduras de insectos y las quemaduras menores: Una pequeña dosis de árnica puede ayudar a aliviar las molestias causadas por las picaduras de insectos o las quemaduras menores y las quemaduras.

5. Para combatir el acné: Algunas personas utilizan con éxito el tinte madre de la árnica para tratar el acné. Es importante recordar que el colorante debe utilizarse siempre diluido en agua y no debe entrar en contacto con las membranas mucosas. Generalmente la dilución recomendada es 1 parte de árnica por 5 partes de agua. Con la solución obtenida se pueden hacer compresas en las zonas afectadas por el acné todas las mañanas.

Información botánica

La árnica montana forma parte de la familia de las Asteráceas, es una planta que crece sólo a cierta altitud (entre 500 y 2500) y puede reconocerse fácilmente por sus flores amarillas-naranjas muy características y fragantes. Es una hierba medicinal que es particularmente apreciada contra los traumatismos y las contusiones, pero nunca se utiliza en las heridas. Tenga mucho cuidado si decide recogerlo, ya que es tóxico si se ingiere.

Contraindicaciones y efectos Fsecundarios de la Árnica

La árnica no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios particulares si sólo se usa externamente en forma de gel, pomada o tintura madre. Sólo si se es alérgico a la planta o se usa constantemente y durante largos períodos de tiempo se puede notar una sensibilización de la piel que puede provocar la aparición de enrojecimiento e irritación, sin embargo, nunca se debe usar en heridas abiertas.

Aparte del remedio homeopático en el que la planta está muy diluida y del que prácticamente no hay rastro, no se recomienda utilizar la árnica por vía oral. Esta planta, de hecho, para uso interno es tóxica.