Cardo mariano

El cardo mariano es conocido por sus propiedades protectoras sobre el hígado, su acción antioxidante y antiinflamatoria, pero no sólo. Descubramos todas las propiedades, usos y contraindicaciones del cardo mariano.

El cardo mariano es una planta herbácea de la familia de las Asteráceas que puede alcanzar una altura de hasta un metro, con hojas de color verde oscuro y las características manchas blancas a lo largo de las venas y tiene bordes espinosos. En la última parte de la planta hay flores púrpuras rodeadas de espinas.

Florece en verano, produciendo flores de un hermoso color violeta, rodeadas de brácteas espinosas y reunidas en pequeños grupos. Crece espontáneamente en las zonas mediterráneas, donde se puede encontrar fácilmente en campos no cultivados, pastos o al borde de senderos. La parte utilizada con fines terapéuticos son los frutos maduros (impropiamente llamados semillas).

Cardo mariano: propiedades beneficiosas

El cardo mariano ha sido apreciado durante siglos por sus propiedades descongestionantes y desintoxicantes, que actúan principalmente sobre el hígado. Las semillas y flores de la planta se utilizan para obtener un grupo de sustancias llamadas silimarina y compuestas por algunos flavonoides y otros componentes como aceites poliinsaturados, taxifolina, quercetina y lapigenina. A continuación, un estudio en profundidad de las propiedades del cardo mariano.

✓ Protección del hígado: Se ha añadido la silimarina a la lista de sustancias utilizadas para el tratamiento de la dispepsia, la cirrosis y los daños hepáticos debidos a intoxicaciones fúngicas venenosas. Se supone que la silimarina estabiliza la membrana celular del hígado y lo hace protegiéndola de los daños causados por los radicales libres. Parece, en efecto, que los extractos de cardo mariano son capaces de captar estas sustancias tóxicas, impidiendo que formen lipoperóxidos con las membranas celulares, moléculas extremadamente tóxicas para el hígado.

✓ Desintoxicante: Un estudio clínico aún en curso hasta la fecha tiene por objeto evaluar el efecto de un fármaco basado en la silimarina extraída del cardo mariano para el tratamiento de pacientes con insuficiencia hepática causada por una intoxicación fúngica venenosa como Amanita phalloides. ¿Por qué? Parece que las sustancias contenidas en las semillas o flores de esta planta son capaces de combatir el daño hepático causado por las amatoxinas presentes en el hongo.

✓ Estimula la producción de leche materna: Los estudios han demostrado que las sustancias presentes en el cardo mariano tienen propiedades galacógenas, es decir, pueden estimular la producción de leche materna en mujeres que han dado a luz recientemente. Esto se debe a que el cardo mariano contiene fitoestrógenos, que regulan la producción de hormonas femeninas.

Las investigaciones han demostrado que las mujeres que tomaron cardo mariano micronizado produjeron más de un 60% más de leche que las mujeres que no lo tomaron. Sin embargo, se necesitan más estudios para comprender mejor este aspecto.

✓ Antiinflamatorios y antivirales: Algunos pequeños estudios sugieren que los extractos de cardo mariano administrados por vía intravenosa tienen la capacidad de mejorar la condición del hígado en pacientes con hepatitis C. La administración oral, por el contrario, no parece tener los mismos efectos beneficiosos en esta enfermedad. Subyacente a la actividad antiviral parece ser la capacidad de inhibir el proceso de replicación del virus.

✓ Posible actividad antitumoral: Los compuestos de cardo mariano han mostrado actividad antitumoral in vitro, es decir, en cultivos celulares. También se han realizado estudios en modelos animales, sobre todo en ratones, que han demostrado efectos positivos en la protección contra el cáncer de piel. Sin embargo, los estudios en humanos no han revelado respuestas definitivas sobre este tema y es necesario seguir investigando.

✓ Protector de la piel: En los últimos años, ciertos componentes del cardo mariano, incluida principalmente la silimarina, se han utilizado para la síntesis de cosméticos antienvejecimiento o irritantes. En un estudio sobre ratones se ha utilizado un compuesto a base de cardo mariano, que demuestra una función protectora tanto contra los rayos ultravioletas, actuando como crema solar, como realizando una acción antiinflamatoria.

Esta planta es capaz de reducir los mecanismos relacionados con la inflamación y varios estudios muestran que podría utilizarse para combatir algunas enfermedades inflamatorias que afectan a la piel. Es la actividad antioxidante promovida por el cardo mariano la que le permite proteger la piel de los agentes químicos externos y los rayos UVB y podría desempeñar un papel en la ralentización del envejecimiento de la piel, mejorando su tono y apariencia.

✓ Contra las hemorroides: Según la medicina popular, el cardo mariano tiene propiedades antihemorrágicas y, por esta razón, puede ayudar a combatir las hemorroides, especialmente si se usa externamente.

✓ Digestivo: Otro uso popular del cardo mariano se refiere a los trastornos digestivos y el apetito. En particular, esta planta puede estimular el apetito promoviendo la digestión, especialmente de alimentos grasos.

Usos y tipos de cardo mariano

La parte del cardo mariano que se utiliza para obtener sus beneficios terapéuticos son las semillas (o mejor dicho, los frutos) y las flores, que se producen en verano. Los tés de hierbas, los extractos y la tintura madre pueden utilizarse para obtener un efecto purificador y desintoxicante en el hígado.

Gracias a esta propiedad, la ingesta de cardo mariano, siempre bajo supervisión médica, puede estar indicada para los ciclos de purificación estacionales (especialmente en otoño y primavera), para quienes hacen un uso considerable del alcohol, en el tratamiento de intoxicaciones hepáticas, en caso de esteatosis o cirrosis hepática. Además, los productos a base de cardo mariano, si se toman antes de las comidas, pueden estimular el apetito. Además, esta planta suele incluirse en productos específicos para reducir el colesterol.

Las envolturas, por otro lado, se utilizan para reducir la inflamación de la piel, por lo que son de uso externo. Con el mismo propósito, también hay cremas y cosméticos a base de cardo mariano, para ser usados siguiendo las instrucciones del producto individual.

Si decide tomar un producto a base de cardo mariano con fines terapéuticos, consulte primero a su médico: siempre es bueno asegurarse de que la planta es adecuada para la situación de cada uno.

Precio y venta

Hay muchos productos basados en el cardo mariano, que pueden combinarse con otras hierbas para potenciar sus efectos beneficiosos. En el mercado, disponible en farmacias, supermercados orgánicos o tiendas especializadas, también en línea, hay tés de hierbas, concentrado líquido o total, tintura madre y opérculos o comprimidos. Estos productos pueden estar basados en extractos, sumidades floridas o semillas y tintura madre. El cardo mariano también puede asociarse con otros tónicos (por ejemplo, el diente de león, también purificante, o el astrágalo, que estimula el sistema inmunológico) según la necesidad del momento.

El precio oscila entre los 4 y 5 euros por las infusiones o tés, pero puede llegar a varias decenas de euros si se compran cremas o cosméticos de uso externo. La tintura madre cuesta alrededor de 10 euros, mientras que los extractos varían entre 10 y 20 euros.

¿Quién debería tomar cardo mariano

Todos los que beben alcohol, en cantidades superiores a las permitidas (12 gramos de alcohol para las mujeres y 24 gramos para los hombres), deberían tomar cardo mariano regularmente, al igual que todos los que están expuestos a toxinas ambientales y toxinas hepáticas, incluidos los que se someten a quimioterapia.

Esta planta, con sus efectos protectores, es capaz de normalizar las funciones hepáticas, siempre que se siga una dieta correcta y un estilo de vida saludable.

Por lo tanto, sería aconsejable llevar cardo mariano a todos aquellos que:

  • Beben demasiado alcohol;
  • sufren de cirrosis (incluso con episodios de ascitis);
  • Sufren enfermedades hepáticas, como la hepatitis o la esteatosis hepática; se someten a drogas hepatotóxicas, incluyendo la quimioterapia;
  • Tienen envenenamiento iatrogénico (por el uso de drogas en el pasado).

Hay que recordar que el cardo mariano, como todas las plantas consideradas tónicas, tiene grandes poderes adaptogénicos, es decir, es capaz de reactivar el sistema de curación, devolviendo al cuerpo a una situación de homeostasis (equilibrio) perdida. Por lo tanto, ayuda a combatir los efectos de las toxinas acumuladas, también debido al estrés, frenando la formación de radicales libres y, por lo tanto, frenando también el envejecimiento.

Cómo tomar el cardo mariano

Para preparar una decocción, mida aproximadamente una cucharada rasa de semillas de cardo mariano y disuélvala en una taza de agua fría. Enciende el fuego y ponlo a hervir. Después de unos minutos (unos 10), apaga el fuego y déjalo descansar otros 10 minutos. Filtra y bebe lejos de las comidas para aprovechar su acción desintoxicante y protectora contra el hígado.

La tintura madre puede tomarse en la medida de 40 gotas diluidas en agua 3/4 veces al día, mejor lejos de las comidas para obtener la acción purificadora sobre el hígado. Si tomas 40 gotas antes de una comida, el efecto será estimular el apetito y promover la digestión. Es mejor evitar la tintura madre si se quiere purificar después de un consumo excesivo de alcohol, en este caso la preparación de decocciones o la ingesta de extractos es más adecuada.

Para los entusiastas, la tintura madre puede prepararse en casa a partir de 20 gramos de semillas diluidas en 200ml de alcohol a 60 grados, que deben dejarse macerar durante unos 8-10 días. Si utiliza un extracto seco titulado en silimarina (mínimo 1%), tome entre 600 y 1200 mg por día, divididos en dos dosis fuera de las comidas.

Para beneficiarse de las propiedades calmantes y antiinflamatorias en la piel, se pueden utilizar cremas y preparados con extractos de cardo mariano. Alternativamente, puede preparar una pomada a base de semillas en polvo, mezcladas con una cucharada de aceite. Extienda la mezcla sobre la zona afectada de la piel y haga un paquete que debe descansar durante unos 10 minutos.

Cuando decida comprar un producto específico, lea atentamente el prospecto del envase para comprender la dosis y la dosificación recomendada. Es importante tener en cuenta que los productos de cardo mariano contienen sustancias activas en el cuerpo. Por lo tanto, es importante que consulte a su médico antes de someterse a cualquier tratamiento.

Cardo mariano: contraindicaciones y posibles efectos negativos

El cardo mariano no tiene contraindicaciones particulares y los efectos secundarios suelen ser leves y causados principalmente por el uso excesivo. Los efectos secundarios incluyen trastornos gastrointestinales, diarrea y un aumento temporal de la concentración de las enzimas hepáticas.

Además, el cardo mariano puede influir en determinadas enzimas hepáticas que intervienen en el metabolismo de los medicamentos. Por lo tanto, es posible que los extractos basados en esta planta interfieran con las estatinas u otros fármacos para reducir los lípidos en la sangre, los anticonceptivos orales, los inhibidores de la proteasa utilizados en la terapia del VIH o la hepatitis C o la quimioterapia. El consejo es siempre consultar a un experto que pueda aconsejar la forma más segura de usarlo de acuerdo con su salud.