Milenrama

Milenrama

Las principales propiedades de la milenrama son: Antiespasmódico, tónico, colerético, antibacteriano, cicatrizante, astringente.

Por sus propiedades se utiliza en caso de trastornos gastrointestinales, dismenorrea, hemorroides, úlceras, heridas de varios tipos. Se ha estudiado una propiedad en el tratamiento de la hipertensión asociando la aquilea al espino y al muérdago. También tiene interesantes propiedades cosméticas y dermatológicas como antiinflamatorias, reafirmantes, desarroscantes, antiseboróicas. Debido a estas propiedades, los extractos de Aquiles se utilizan ampliamente para productos contra las enfermedades de la piel y los trastornos circulatorios.

Tratamiento con Milenrama

  • Milenrama para los dolores menstruales: Bebe 2 o 3 tazas por día de la decocción preparada según el libro de recetas, a tomar desde una semana antes del ciclo.
  • Milenrama para el reumatismo y los trastornos de la circulación: Bebe 2 o 3 tazas al día de infusión preparada según el libro de recetas lejos de las comidas.
  • Milenrama para hemorroides : En caso de hemorroides, hacer compresas con la decocción para uso externo. Alternativamente, bebe 2 o 3 tazas por día de infusión lejos de las comidas. En el mercado hay pomadas a base de milenrama muy adecuadas para este fin.
  • Milenrama como tónico de circulación: Bebe un pequeño vaso al día de jarabe de milenrama preparado según el libro de recetas.

Información botánica

La Milenrama es una planta muy común en nuestro territorio. Es una planta herbácea y perenne, con un simple tallo y una multitud de hojas aromáticas. Las flores están agrupadas en paraguas blancos muy llamativos. Los frutos son pequeños, alargados en forma de cuña truncada en la parte superior. La planta exuda una fragancia aromática y un sabor acre. Florece en primavera.

Contraindicaciones

No se recomienda su uso en caso de embarazo o lactancia, en caso de hipersensibilidad a uno o más componentes presentes en la planta.

Equinacea

Equinacea

La equinácea tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas e inmunoestimulantes, útiles para fortalecer el sistema inmunológico, pero no sólo. Descubramos juntos todos los beneficios de la equinácea y cómo usarla con fines curativos.

La Equinácea angustifolia y la Equinácea purpúrea son dos especies de la misma planta comúnmente conocida como equinácea y utilizada desde la antigüedad.

Los indios americanos solían utilizar preparados a base de esta planta para tratar o prevenir ciertas enfermedades (especialmente las respiratorias), pero también para desinfectar heridas. Todavía hoy, uno de los principales usos de la equinácea es el tratamiento y la prevención de los resfriados.

Lo que los indios americanos no sabían pero intuían es que entre las propiedades más interesantes de la equinácea está la capacidad de actuar positivamente en las defensas inmunológicas del cuerpo. Así que sabemos más sobre los efectos de esta planta en nuestro cuerpo.

Equinácea: propiedades y beneficios

La equinácea es útil para fortalecer las defensas inmunológicas, tiene propiedades inmunoestimulantes y bacteriostáticas y tiene una acción antiinflamatoria y curativa.

La equinácea ha asumido recientemente un papel importante como solución al mal de invierno y la mejora general de las defensas inmunológicas. Este “éxito” se debe también a los numerosos estudios científicos que han confirmado su eficacia. Las propiedades de la equinácea vienen dadas por sus numerosos ingredientes activos: alcamidas, ceto-alcenos, ácido cíclico, polisacáridos, flavonoides y aceite esencial.

✓ Propiedades antiinflamatorias de la equinácea: Las alcamidas, presentes principalmente en la raíz de la equinácea angustifolia, tienen una importante acción antiinflamatoria y, concretamente, son capaces de impedir la proliferación del patógeno, gracias a la acción inhibidora de la hialuronidasa. La propiedad antiinflamatoria de la equinácea la convierte en un buen remedio incluso en caso de dolores de cabeza.

✓ La equinácea como inmunoestimulante: Varios estudios científicos han confirmado que los extractos de equinácea estimulan el sistema inmunológico, aumentando la activación de los macrófagos, células encargadas de absorber y luego destruir los microbios.

Esta propiedad de la equinácea, en particular de la equinácea púrpura, vendría dada por la presencia de algunos ingredientes activos que tienen la capacidad de aumentar el nivel de interferones y algunas interleucinas fundamentales para la modulación de la respuesta inmunológica. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en que esta planta también es útil en la fase preventiva, pero la experiencia de muchas personas parece respaldar esta hipótesis.

✓ Equinácea antiviral y antibacteriana: Según varios estudios, la acción antiviral de la equinácea se debe principalmente a la presencia de ácido cíclico, que tiene un efecto inhibidor sobre la integrasa, una enzima que utiliza el virus VIH para entrar en las células. Esta sería una de las principales razones por las que la equinácea es tan efectiva contra el rinovirus.

Otra sustancia con una fuerte acción antiviral y antibacteriana es el equinacósido. Presente sólo en la equinácea angustifolia, la hace muy adecuada para combatir el herpes, los virus de la gripe o las bacterias intestinales (como la escherichia coli).

✓ Equinácea para el cuidado de la piel: Otro aspecto importante de la equinácea es su uso para el cuidado de la piel. Las propiedades antisépticas de la equinácea la convierten en un buen remedio contra las lesiones e inflamaciones de la piel como furúnculos, abscesos, herpes, dermatitis, llagas o moretones. En caso de hongos o cándida, se recomienda utilizar la equinácea después de un primer tratamiento con el árbol del té, un poderoso antibacteriano.

✓ La equinácea regenera los tejidos: En la antigüedad, la equinácea se utilizaba mucho para tratar quemaduras y heridas, porque esta planta no sólo es un desinfectante natural sino que también contribuye a una regeneración más rápida de los tejidos.

Equinácea: los principales usos

La equinácea puede utilizarse tanto internamente, en forma de té de hierbas, tintura madre, extractos líquidos o comprimidos, como externamente (hay pomadas, cremas o lociones basadas en esta planta). Veamos algunos consejos para usar en diferentes situaciones:

1. Resfriado y gripe: Uno de los usos más populares de la equinácea es, sin duda, el de tratar la gripe, los resfriados y los dolores de garganta de forma natural. Sin embargo, es importante utilizarlo ya desde los primeros síntomas para que los ingredientes activos contenidos en la planta actúen de la mejor manera posible evitando la replicación de los virus. Para fines curativos se pueden tomar 50 gotas de macerado glicérico de equinácea un par de veces al día (máximo tres), reduciendo gradualmente las dosis cuando los síntomas estén mejorando.

2. Prevención de las enfermedades estacionales: Para prevenir las enfermedades estacionales puede elegir entre beber té de hierbas de equinácea un par de veces al día o tomar la tintura madre (50 gotas por la mañana) u otros tipos de extractos líquidos (según las indicaciones de los envases o siguiendo los consejos de su herbolario de confianza). El mejor momento para tomarlo para este propósito es a principios de otoño, a menudo se sugiere tomarlo por tres semanas y luego tomar un descanso por una y luego reanudar por tres más.

3. Dolor de garganta: Para aliviar el dolor de garganta, puede diluir 10 gotas de equinácea en un vaso de agua y enjuagar y hacer gárgaras un par de veces al día. Alternativamente, puede usar té de hierbas de equinácea tibio o a temperatura ambiente.

4. Dermatitis, pequeñas heridas y otros problemas de la piel: Como aplicación tópica, se presta bien al tratamiento de la dermatitis, pequeñas heridas, aftas, eczema y otros problemas dermatológicos. Hay varias formulaciones en el mercado listas para tratar estos problemas localmente, pero también es posible hacer compresas con infusión de equinácea o con tintura madre diluida.

Información botánica

La equinácea es una planta herbácea perenne que pertenece a la familia de las asteráceas y es nativa de América del Norte y Europa. Tiene un fino tallo floral que puede alcanzar un metro de altura. Tiene una flor púrpura en el ápice. Las raíces y las partes aéreas de las especies Equinácea Angustifolia y Equinácea Purpurea se utilizan con fines terapéuticos. La primera preparación basada en la Equinácea fue puesta en el mercado americano a finales del siglo XIX. Importada posteriormente a Europa, la equinácea ha sido objeto de numerosos estudios desde el decenio de 1930.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la Equinácea

La equinácea tiene algunas contraindicaciones que no deben subestimarse. Tenga cuidado en particular si es alérgico a las plantas de la familia de las Asteraceae o Compositae, pero también si está tomando medicamentos inmunosupresores. En estos dos casos no se recomienda el uso de este remedio natural. Por lo general, no se recomienda tomar tintura madre y extractos de equinácea durante un período superior a 2 ó 3 semanas consecutivas. Además, se debe tener cuidado al utilizar drogas inmunosupresoras.

Para las infusiones, se prefiere la Equinácea angustifolia porque mantiene sus propiedades más intactas. Es mejor evitar la equinácea incluso durante el embarazo y la lactancia ya que no hay estudios que confirmen la inocuidad de este remedio para la madre y el niño.