Damiana

La damiana es una planta conocida principalmente como afrodisíaco y antidepresivo natural. Se le atribuyen cualidades de calmante, ansiolítico, remedio contra el insomnio y más. Descubramos las propiedades, usos y contraindicaciones de esta planta que viene de lejos.

La damiana es una planta nativa de los Estados Unidos y algunas partes de América Latina. Se conoce desde la antigüedad. Las poblaciones maya e incaica lo utilizaban para tratar muchas dolencias, y especialmente para aumentar la fertilidad, combatir la fatiga y mejorar la fuerza física.

La damiana: propiedades y beneficios

La damiana es un estimulante natural, con efectos en el sistema nervioso central. Se utiliza principalmente para combatir la depresión, la ansiedad, la fatiga mental, el insomnio, el nerviosismo… Tiene un efecto equilibrador sobre el sistema nervioso central y es bien conocido como un remedio contra los trastornos sexuales. Echemos un vistazo más de cerca a todas las propiedades de la damiana.

✓ La damiana como antidepresivo y ansiolítico natural: La damiana está especialmente indicada en los estados depresivos que surgen como resultado de un período de estrés excesivo o de sobrecarga física y mental. Además de mejorar el tono del humor, ayuda a controlar la ansiedad y el nerviosismo, gracias principalmente a la presencia de apigenina, una sustancia con efectos ansiolíticos.

✓ Damiana como ayuda en la esfera sexual: Otro uso muy conocido de la damiana es en la esfera sexual. Es, de hecho, un afrodisíaco muy conocido; ayuda a aumentar el deseo sexual tanto en las mujeres como en los hombres. Es útil para combatir la disfunción eréctil, especialmente cuando es de origen psicológico. El efecto afrodisíaco dura en promedio una o dos horas y se debe a una serie de sustancias como la cafeína, los flavonoides, los alcaloides y la arbutina. A Damiana también se le atribuyen cualidades de regulador hormonal.

✓ Damiana contra el síndrome premenstrual/menstrual: La apigenina, además de tener un efecto ansiolítico, es también un analgésico, por lo que se utiliza en el tratamiento de los estados dolorosos; en particular, es útil en el período premenstrual/menstrual cuando hay dolor, irritabilidad y estado de ánimo deprimido. Básicamente, esta hierba tiene una acción que ayuda a contrarrestar un poco “toda esa molesta sintomatología que se produce característicamente durante el ciclo menstrual y en los días inmediatamente anteriores”. Siendo considerado, como dijimos antes, un regulador hormonal, también se utiliza en el tratamiento de la amenorrea (es decir, la ausencia del ciclo menstrual).

✓ Damiana para la salud respiratoria: La damiana tiene propiedades expectorantes y, por lo tanto, es útil en casos de tos con flema, bronquitis y otras infecciones de las vías respiratorias.

✓ Otras cualidades de la damiana: Esta planta goza de otros beneficios menos conocidos que los anteriores, que podemos resumir de la siguiente manera:

  • Damiana promueve la resolución de las infecciones del tracto urinario;
  • Tiene una acción diurética;
  • Promueve el equilibrio hormonal;
  • Se utiliza en el tratamiento del herpes genital;
  • Se considera un remedio natural útil contra la gastritis nerviosa; ayuda a perder peso;
  • Tiene un efecto laxante.

Damiana: usos principales

No todas las cualidades atribuidas a la damiana han sido científicamente probadas. Sin embargo, se trata de un remedio muy antiguo y muy utilizado por las medicinas alternativas. Se toma principalmente en forma de té de hierbas y decocción, tintura madre y suplementos en cápsulas, tabletas o gotas.

1. Té de hierbas: El té de hierbas de Damiana también se conoce como “té mexicano”. Para preparar una buena infusión de damiana, ponga 10 g de infusión de damiana cortada en un litro de agua caliente, apague el fuego y deje en infusión durante 10 minutos. Si prefieres preparar una decocción, las proporciones son las mismas, pero tienes que hervir la damiana a fuego lento y con tapa, durante 10-15 minutos. La infusión de hierbas y la decocción de damiana se utilizan en caso de tos gorda, para promover la relajación y como tónico general. Tiene un sabor agradable, que recuerda al té de manzanilla.

2. Tintura madre: La tintura madre de damiana debe tomarse en agua; normalmente se recomiendan 25-40 gotas a la vez, dependiendo del caso específico. Para conocer la dosis exacta y saber si es un remedio adecuado para su persona, es aconsejable consultar a su médico. En general, la tintura madre de damiana se toma como estimulante sexual, para combatir la ansiedad y la depresión, para contrarrestar la fatiga física y mental. También se considera un ayudante natural contra todos los desórdenes típicos del ciclo menstrual: contracciones uterinas, dolores de cabeza, ansiedad, nerviosismo, etc…

3. Suplementos: También hay suplementos de damiana en forma de pastillas, cápsulas y gotas. Las indicaciones son las mismas que para la tintura madre. La dosis depende del tipo de suplemento, el trastorno que se quiere tratar y el estado general de salud de la persona que lo quiere tomar. Por lo tanto, también en este caso, debe consultar a su médico para obtener consejos específicos. La damiana también se fuma para obtener efectos relajantes, pero no es aconsejable utilizarla porque la combustión produce sustancias tóxicas nocivas.

Información botánica

La damiana (nombre científico Turnera Diffusa) es un pequeño arbusto con hojas ovaladas y lanceoladas que pertenece a la familia de las Turneraceae. Las flores son de un hermoso color amarillo brillante. Le encanta el clima tórrido y está muy extendido especialmente en Texas, México y otras zonas del continente americano. Las hojas son la parte más farmacológicamente activa de la planta.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la damiana

Si no exageras, las damas son bien toleradas. Sin embargo, en dosis elevadas puede tener un efecto paradójico y causar insomnio y dolores de cabeza, así como una sensación de dolor en la región de la próstata. Cuidado con las interacciones farmacológicas. Damiana, de hecho, podría interactuar con los medicamentos que se toman habitualmente, especialmente si son hipoglucémicos. No se recomienda la ingesta durante el embarazo y en los niños.