Lavanda

La lavanda es una planta aromática rica en propiedades, todos la conocemos pero no todos son conscientes de sus muchos beneficios. ¿Cómo se usa? ¿Cómo podemos beneficiarnos de ello? ¿Puede ser usado por todos o hay contraindicaciones con las que tener cuidado?

El término lavanda deriva del verbo lavar: la lavanda, de hecho, se usaba en la antigüedad principalmente para perfumar el agua con la que uno se lavaba. Aún hoy en día es una planta muy conocida por su uso en el interior de jabones y detergentes y como máquina de perfumar, pero la lavanda no es sólo esto y puede ser utilizada de muchas maneras diferentes: para el cuidado y la belleza de la persona, para la limpieza e higiene de la casa, pero también para tratar pequeños problemas de salud. También se usa cada vez más en la cocina.

A la lavanda le encanta el clima templado y por lo tanto es muy común en la zona del Mediterráneo. Es una planta herbácea perenne que no requiere mucha atención y que también puede cultivarse en macetas. Florece durante todo el verano y es muy hermosa de ver, por lo que también se convierte en una planta ornamental. ¿Pero cuáles son las propiedades beneficiosas de la lavanda? Vamos a descubrirlos abajo.

La lavanda: propiedades y beneficios

La lavanda es más conocida por su aroma. Su aceite esencial es uno de los más utilizados, incluso por los menos expertos en aromaterapia, sobre todo para perfumar el hogar y la ropa blanca, pero las propiedades de la lavanda, las formas en que podemos beneficiarnos de ella, son muchas más; es un buen remedio natural que ayuda a manejar muchas dolencias, desde estados de ansiedad hasta resfriados, pasando por pequeños problemas de la piel.

✓ Tiene una acción sedante y ansiolítica: La lavanda contiene linanol, una sustancia con propiedades calmantes y relajantes. Según un estudio publicado en 2018 y llevado a cabo en Japón, el linanol vaporizado desencadenaría la relajación. Por lo tanto, su aroma sería suficiente para inducir el efecto, lo que podría ser muy interesante sobre todo para el tratamiento de los estados de ansiedad en personas que tienen dificultades para tomar sustancias por otras vías. Debido a sus cualidades relajantes, la lavanda promueve el sueño y por lo tanto también es útil como remedio para combatir el insomnio.

✓ Libre de dolores de cabeza: La tintura madre de lavanda se considera un remedio natural contra los dolores de cabeza de naturaleza muscular-tensa. La infusión de hierbas de lavanda y el aceite esencial de lavanda también se consideran remedios útiles contra los dolores de cabeza y se utilizan de dos maneras: masajeando en las sienes o aspirando el aroma después de verter un par de gotas en un pañuelo.

✓ El aceite esencial de lavanda calma los espasmos y el dolor abdominal y se utiliza en los síndromes menstruales dolorosos. Tiene cualidades antimicóticas y puede ser usado para aplicaciones locales y lavado vaginal en caso de infecciones por cándida.

✓ Tiene cualidades antibacterianas: Unas pocas gotas de aceite esencial de lavanda mezclado con el limpiador íntimo es una ayuda en el tratamiento de infecciones bacterianas del tracto genitourinario. Debido a sus propiedades antibacterianas, la lavanda es un excelente ingrediente natural que se utiliza para la limpieza del hogar y la ropa.

✓ Es un remedio natural para la salud de la piel: El aceite esencial de lavanda se utiliza de muchas maneras diferentes para tratar algunos problemas comunes de la piel: es un buen cicatrizante, da alivio en caso de picaduras de insectos, ayuda a aliviar los trastornos debidos a las erupciones solares, es útil en caso de irritaciones debidas al contacto con una medusa, ayuda a deshacerse del acné.

✓ Libre de trastornos del área respiratoria: La lavanda tiene una acción balsámica en las vías respiratorias y, por lo tanto, es un buen remedio natural contra los resfriados; ayuda a deshacerse de los resfriados y la tos, con o sin flema. También puede ser útil en caso de sinusitis.

✓ Otras propiedades de la lavanda: Unas pocas gotas de aceite esencial de lavanda en un aceite de masaje ayudan a aliviar el dolor causado por el reumatismo y los desgarros musculares. Es una ayuda en la lucha contra la celulitis; unas pocas gotas de aceite esencial de lavanda en el aceite o en la loción de masaje ayudan a combatir el estancamiento linfático en los casos de celulitis. Es un buen remedio contra el meteorismo intestinal y, finalmente, la lavanda en el cabello ayuda a limpiar a fondo el cuero cabelludo y a deshacerse de la caspa.

Lavanda: cómo usar

La lavanda es conocida principalmente por su aceite esencial, pero también puede utilizarse de otras maneras, por ejemplo en forma de té de hierbas o tintura madre.

Para preparar un té de hierbas de lavanda, vierta una cucharada rasa de flores de lavanda secas en una taza de agua hirviendo. Cubrir y dejar en infusión durante unos diez minutos, filtrar la infusión y beberla según sea necesario. El té de hierbas de lavanda es especialmente útil en casos de ansiedad, nerviosismo e insomnio. Para un té de hierbas aún más relajante, se puede utilizar una mezcla de hierbas, por ejemplo la lavanda se puede combinar con manzanilla y melisa.

Las flores secas de lavanda, además de utilizarse para hacer tés de hierbas, son perfectas para perfumar cajones, sólo hay que poner un par de cucharas en una bolsa de algodón.

El tinte madre de lavanda es un preparado hidroalcohólico obtenido por maceración en frío de la planta fresca o seca en un disolvente hidroalcohólico. Se utiliza como tónico para el sistema nervioso, para el tratamiento de dolores de cabeza, en caso de resfriados como la tos y los resfriados, para el bienestar del sistema gastrointestinal.

El aceite esencial es, sin embargo, absolutamente el producto más versátil cuando se trata de la lavanda. Y puede ser usado de muchas maneras diferentes:

  • Unas pocas gotas en la almohada favorecen la relajación y el sueño y dan un agradable aroma a toda la habitación;
  • En el agua, para un baño relajante y para calmar cualquier enrojecimiento o irritación de la piel;
  • Para la higiene íntima, en el último enjuague durante el lavado, para mantener alejadas las bacterias y los hongos;
  • En el agua para lavar el piso, perfuma y sanea la casa;
  • En el aceite de almendras u otro aceite vegetal que actúa como vector, para ser aplicado en el abdomen o a nivel muscular en caso de espasmos, o en otras partes del cuerpo para un agradable masaje relajante. Siempre mezclado con un aceite vegetal puede aplicarse sobre las picaduras de insectos, sobre las zonas de piel irritada o después de la depilación, para calmar las rojeces;
  • Sobre un algodón o pañuelo, para masajear las sienes en caso de dolores de cabeza; sobre tizas para poner en cajones y armarios, para perfumar y mantener la higiene del lino;
  • En el champú, para limpiar más a fondo el cuero cabelludo y hacer el cabello más brillante y más bello;
  • En la crema corporal, para un efecto calmante;
  • Inhalado, ayuda a combatir los estados de ansiedad;
  • El aroma de la lavanda no es bienvenido por los mosquitos, utilizado como perfume de la habitación ayuda, por lo tanto, a evitar las molestias que pueden surgir de la presencia de estos insectos.

Información botánica

La lavanda es un pequeño arbusto perenne, de hoja perenne, con tallos erguidos. Las hojas son lanceoladas y lineales en un verde que tiende al gris. Las fragantes flores son de color violeta. Es una planta nativa del maquis mediterráneo que ama el clima templado, pero es muy resistente y puede hacer frente tanto a un clima muy tórrido como a uno muy duro. Hay muchas especies de lavanda que crecen espontáneamente.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la lavanda

La lavanda no tiene contraindicaciones particulares y es una planta bien tolerada que puede ser utilizada por todos. Sólo hay que tener cuidado de no exagerar con las cantidades y los posibles casos de alergias o intolerancias. La primera vez que se usa, se debe usar una dosis mínima para probar la reacción.

También se utiliza en niños muy pequeños, por ejemplo para limpiar el cuero cabelludo en el caso de la leche en costra o para aliviar el enrojecimiento del pañal, pero en este caso, pídale al pediatra que le aconseje sobre las posibilidades de aplicación, los métodos de uso y las cantidades.